Pasar al contenido principal

Charte de l'Ecole Moderne - version votée à L'assemblée Générale de Nantes 2010

CARTA DE LA ESCUELA MODERNA  1. LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO FUNDAMENTAL La educación impulsa el desarrollo completo de la personalidad de niñas y niños, integrando los aspectos relacionales y afectivos con los sociales y los cognitivos. Los procesos educativos constituyen la premisa para promover la dignidad y la igualdad social por medio de: el pleno derecho a la cultura de las niñas y de las mujeres, en muchas situaciones excluidas de la escuela. la eliminación de las formas de explotación de los menores y de su sumisión, que se manifiestan con fenómenos tales como el empleo de los niños soldados y la prostitución. la realización de una auténtica integración de todas las diversidades -físicas, mentales, culturales- en una escuela y en una sociedad abiertas a todos/as. la superación de los prejuicios religiosos, culturales, sociales, de género, étnicos, de los cuales derivan formas de discriminación, racismo, violencia, esclavitud y explotación. la eliminación de los obstáculos físicos y culturales para quienes tengan dificultades. la participación por medio del ejercicio de la ciudadanía activa su propio medio. la promoción de intercambios y colaboraciones para educar en una cultura de paz. La F.I.M.E.M. desde su creación comparte el objetivo del carácter público, laico y gratuito de los procesos de formación, que empiezan con la primera infancia pero que continúan a lo largo de toda la vida para ciudadanos y ciudadanas de todas las edades. La acción educativa se realiza por medio de la participación de una pluralidad de sujetos: § Escuela § Familia § Instituciones públicas dedicadas a la formación § Asociaciones § Voluntariado La escuela es la institución pública a la cual le es confiada la mayor parte de la acción educativa y, por lo tanto, tiene que poner el máximo cuidado en el proceso de formación durante el periodo de crecimiento; niños y niñas son sujetos autónomos y ejercen el derecho a aprender según modalidades que los adultos no tienen por qué imponer. La educación no puede reducirse a la acumulación de contenidos, si no se realiza por medio del acceso democrático a los conocimientos y en el ejercicio para promover un desarrollo sostenible y una convivencia pacífica entre los pueblos. Por lo tanto, en el intento de realizar estos objetivos, el Movimiento Internacional De la Escuela Moderna continúa con su búsqueda de metodologías, herramientas y técnicas; sugiere unos modelos de organización de la enseñanza y del aprendizaje de forma activa, cooperativa y constructiva; proponiendo llevar estilos de vida que permitan alcanzar un equilibrio personal y social que propicie  acciones críticas sobre el propio entorno. El trabajo pedagógico de la F.I.M.E.M. está dirigido a los ciudadanos y las ciudadanas del mañana pero también a las educadoras y a los educadores a quienes se les pide desarrollar un papel fundamental, de gran responsabilidad y de atención, relacionado con la obra educativa que consigamos ejercer. 2. LA EDUCACIÓN IMPLICA LA EXPERIMENTACIÓN Y PARTICIPACIÓN ACTIVA EN LA VIDA SOCIAL Y EJERCICIO CONSTANTE DE DEMOCRACIA La pedagogía Freinet rechaza cualquier forma de dogmatismo ideológico y el conocimiento sectorial y aislado, del modelo actual de desarrollo que ha producido y sigue produciendo el estallido de guerras, el dominio de los más fuertes sobre los más débiles y una utilización insensata de los recursos del planeta. Impulsa para un enfoque crítico ante a la realidad, pone en el centro de los procesos de formación la conciencia y la responsabilidad, cualidades imprescindibles para un ejercicio activo de la ciudadanía y para la transformación Para ello es necesario establecer un acercamiento crítico a las disciplinas, la capacidad para la reestructuración del saber y la promoción de las competencias para enfrentarse con la complejidad y las interacciones entre los saberes en sus interconexiones e interdependencias, además de establecer relaciones entre las metodologías de investigación y las prácticas que estimulen el tanteo, personal y de grupo, basadas en la experimentación del método activo en el aprendizaje por medio de la comparación constante, de la interacción pedagógica y científica. Hay que subrayar cada vez más la importancia de este enfoque en el aprendizaje, hoy en día confirmado por los descubrimientos de las neurociencias que reafirman al método cooperativo y de intercambio como posibilidad de construcción de una pluralidad de conocimientos, favoreciendo el reconocimiento de la multiplicidad de los diferentes puntos de vista y de las posibles soluciones a  problemas diversos. Las nuevas tecnologías y los sistemas de comunicación relacionados con ellas constituyen nuevos horizontes y precisan nuevas y más complejas competencias. La FIMEM trabaja para que la cooperación promueva redes de conocimiento que sean compartidas por la comunidad de educadores.  3. LA INTERACCIÓN ENTRE LA EDUCACIÓN Y EL CONTEXTO SOCIAL Y POLÍTICO Los procesos educativos no pueden ignorar del contexto que ha surgido al final del segundo milenio, caracterizado por la globalización y marcado por profundos desequilibrios, por injusticias, por crisis cíclicas y por un modelo neoliberal de desarrollo, establecido de manera acrítica sobre las leyes del mercado. No puede haber educación sin emancipación social y cultural de los pueblos, sin acceso a la escuela y a la educación, sin lucha en contra de las nuevas formas de analfabetismo, fenómeno que marca también profundamente a los países desarrollados. La F.I.M.E.M. se compromete, a través de sus movimientos, a solicitar la realización de programas de acceso al estudio para todos y a elevar la calidad de la educación prevista y recomendada por organizaciones y movimientos internacionales como los Foros Mundiales de Educación, la UNESCO; regionales, como la Comunidad Europea, el Proyecto Regional para América Latina y el Caribe (PRELAC; La Habana, 2002) y movimientos internacionales como los Foros Mundiales de Educación. Cada miembro de la Federación, de forma libre, se compromete a colaborar con las Instituciones del medio donde vive, con los representantes sociales, con el voluntariado social, con los representantes del mundo de la educación para promover una enseñanza laica, pública y gratuita y a la integración de todos/as; este esfuerzo se incluye en la más amplia búsqueda del bienestar y de la promoción de la paz. Trabajamos para construir una escuela no centralizada sino con autonomía pedagógica y administrativa, de investigación, como contexto de vida en la cual se experimenten formas de autogestión y de democracia directa, participativa e incluyente. No es únicamente la clase la que tiene que tener una organización cooperativa, sino todo el sistema escolar en su conjunto y las instituciones que la gobiernan; para lograr una escuela abierta, transparente, lugar de construcción, con un proyecto no determinado por el exterior y con su propia identidad cultural. Educar en la ética pública y el sentido del bien común permite confiar a los niños y a las niñas la responsabilidad del mundo en el que vivimos. Para que esto se realice la educación debe propiciar que en los nuevos ciudadanos compartan los elementos de su propia cultura, sin imposiciones. Sólo así será posible formar identidades complejas, rompiendo con estereotipos y prejuicios, saliendo del egocentrismo, el etnocentrismo, y eurocentrismo, que por mucho tiempo han ido condicionando nuestra percepción del mundo; lo anterior permitirá constituir identidades fuertes y versátiles, de género, sociales, culturales, de especie y planetarias.  4. LA ESCUELA DEL TRABAJO La educación popular pone como eje la relación entre la escuela y el trabajo elegido libremente y realizado por medio de la cooperación del grupo, dentro del cual cada quien puede expresar naturalmente sus propias potencialidades. A través de las actividades cotidianas la escuela se renueva y se incorpora al entorno social al cual pertenece. La pedagogía popular y las propuestas de la F.I.M.E.M. requieren corroborar en el contexto actual los elementos fundamentales de nuestra metodología: Construcción de relaciones educativas significativas que favorezcan la creación de contextos y de modelos sociales abiertos a la integración, la inclusión social, la solidaridad y la cooperación. Construcción de relaciones educativas que promuevan el desarrollo de una personalidad autónoma y crítica. Valoración de la esfera afectiva y creativa en los procesos de aprendizaje. Valoración de los procesos de orientación en la escuela, como búsqueda, reconocimiento y ejercicio de las propias habilidades. Valoración del trayecto escolar como posibilidad para incrementar oportunidades sociales. Promoción de la investigación sobre el entorno físico, el  medio ambiente, los lugares y los modos de producción y de comunicación; como formas de ampliación del ambiente de aprendizaje. Promoción de la investigación y reconocimiento de los elementos de identidad de la propia cultura que se expresan por medio del trabajo, de los estilos de vida, de las ideologías y de los valores compartidos. Promoción de la comparación entre diferentes modelos culturales y de desarrollo. Promoción de la interacción entre la escuela y el mundo del trabajo. 5. LA CONSTRUCCIÓN DE LA AUTONOMÍA Y DE LA PERSONALIDAD DE NIÑAS Y NIÑOS EN EL CENTRO DE LA RELACIÓN EDUCATIVA La F.I.M.E.M. defiende la importancia de la expresión libre y de la pedagogía Freinet, idóneas para promover un desarrollo natural y respetuoso de las características psicológicas, de autonomía y de personalidad de cada niño/a. Pensamos que niñas y niños tienen características comunes a su propia condición infantil que les permiten relacionarse, comunicarse, demostrar empatía, sin importar la diferencia de orígenes. Por eso creemos que nuestra tarea de educadores consiste también en hacerles desarrollar un sentido de no dependencia, de tal forma que crezcan sin ser condicionados por las elecciones de sus padres o de sus profesores y sin ser condicionados por los modelos adultos. Los hijos no son propiedad de los padres y debemos ponerlos en condiciones de elegir libremente su trayectoria de vida. Trabajamos por una escuela fundada sobre el sujeto que aprende, entendido como parte de un grupo, coordinado por adultos partícipe y competente y por un contexto que funcione como una comunidad de prácticas y de aprendizajes cooperativos. La F.I.ME.M. se compromete en construir modelos culturales y de formación de los/as educadores/as abiertos, que promuevan la investigación pedagógica que se renueva constantemente por medio de la investigación-acción y que favorece: El encuentro con los demás y con la diversidad; El intercambio adulto/a y niño/a. La Federación rechaza las actitudes culturales y mentalidades dirigidas hacia formas de pensamiento totalitario y de dominio. Si la escuela es un entorno democrático, tiene que estar abierta a todas las personas con necesidades educativas especiales, con dificultades en el aprendizaje o en el comportamiento. Es necesario rechazar la idea según la cual estos sujetos constituyen un obstáculo para el aprendizaje de los entendidos como “normales” considerándolos, en cambio, como aportadores de recursos para todos, un estímulo para el cambio metodológico y relacional y la apertura hacia nuevos marcos de compromiso pedagógico y de investigación.  6. LA EXPERIMENTACIÓN EDUCATIVA COMO CONDICIÓN BÁSICA PARA UNA ESCUELA MODERNA Y COOPERATIVA Nuestra propuesta de investigación permite: § Reestructurar y poner al día constantemente el modelo pedagógico. § Adaptar esta propuesta a las diferentes realidades, a los diferentes contextos y sujetos. § Propiciar una formación permanente. § Promover un enfoque crítico para el empleo de las nuevas tecnologías y de los sistemas de comunicación y de información. § Aprovechar las potencialidades democráticas de internet para la construcción de vínculos entre las personas y entre los saberes. Las nuevas tecnologías pueden constituir una eficaz ayuda en la experimentación y la ampliación de los ambientes de aprendizaje; sin embargo, la F.I.M.E.M. distingue la información y el  acceso a la misma, de la construcción personal de los aprendizajes y del trayecto formación. Corrobora el derecho de todos/as al acceso al mayor número de oportunidades para conocer, pero también el derecho y deber de defender a los menores de los peligros de una utilización impropia de las nuevas tecnologías, de los medios de comunicación de masas y de la navegación en internet. 7. LOS/AS EDUCADORES/AS SON ACTORES CONSCIENTES DE SU PROPUESTA PEDAGÓGICA   Los/as educadores/as Freinet compartimos y participamos de una propuesta que se configura como una obra articulada en formas, tiempos y modalidades diferentes a través de:   Las actividades de los movimientos, sindicatos y asociaciones. Los encuentros internacionales entre los movimientos y sus representantes. La colaboración interinstitucional en proyectos de formación nacional e internacional. la R.I.D.E.F. como momento central de síntesis y de concreción de las propuestas pedagógicas y operativas de la F.I.M.E.M. 8. LOS MOVIMIENTOS DE LA ESCUELA MODERNA PROMUEVEN COLABORACIONES CON ASOCIACIONES Y MOVIMIENTOS LAICOS QUE COMPARTEN OBJETIVOS   La F.I.M.E.M. se opone a cualquier proceso que lleve a la privatización y a la mercantilización de la educación; por lo tanto apoya a las instituciones y a la opinión pública que reafirman al derecho a una escuela pública y de calidad para todos/as; igualmente colabora, a través de los sindicatos, movimientos y organizaciones, e instituciones democráticas para asegurar el derecho fundamental a la educación.   9. LOS MOVIMIENTOS DE LA ESCUELA MODERNA PROMUEVEN LOS DEBATES Y LA COLABORACIÓN CON LAS INSTITUCIONES REGIONALES   Cada movimiento, en su propio territorio y por medio de estrategias autónomamente decididas establecerá contacto con las instituciones para:   Valorar la función docente. Promover de forma integrada proyectos de formación. Defender la escuela pública y mejorar su calidad. Interactuar con el entorno social para interpretar las necesidades formativas y construir respuestas adecuadas a ellas. 10. LOS MOVIMIENTOS DE LA ESCUELA MODERNA PROMUEVEN LA ELABORACIÓN DE UNA PEDAGOGÍA INTERNACIONAL   Los grupos cooperativos elaboran, actualizan, intercambian herramientas didácticas y metodológicas superando la dimensión estatal. La pertenencia y las identidades culturales se concretan en encuentros, intercambios internacionales cada dos años en la R.I.D.E.F.   Esta práctica pedagógica permite superar obstáculos y promueve una cultura de solidaridad y de paz, y educa para resistir ante los mitos de la competitividad y del individualismo. Hoy tiene sentido definir nuestra pedagogía popular frente a las nuevas pobrezas y marginalidades, y aportar nuevas formas de ciudadanía y de integración en un mundo cada vez más globalizado. Para lograr una ciudadanía mundial e intercultural de niños niñas tenemos que recordar que los derechos no se pueden ejercer igual en cualquier lugar, sino que dependen de las condiciones de vida y de los recursos de los cuales se dispone.   La F.I.M.E.M. reconoce la urgente demanda de formación que, frente a las nuevas formas de marginación, expresa necesidades de inclusión y de acogida, y juzga que la auténtica riqueza para el futuro, consiste en las garantías de la formación y en el acceso democrático a los saberes.