Pasar al contenido principal

ESTADO DE LA ESCUELA, ESCUELA DEL ESTADO de G. Cavinato

ESTADO DE LA ESCUELA, ESCUELA DEL ESTADO

Desde hace veinte anos, estamos delante, en todo el mundo, de una progresiva reducciòn de los recursos y del las subvenciones de los gobiernos a la escuela publica.
El proyecto neoliberista considera la instrucciòn, la sanidad, la cultura, como servicios sujetos a solicitud individual a los cuales los ciudadanos pueden participar pagando.
Es un proyecto de privatizaciòn de los bienes y de las oportundades que el sistema del welfare daba a todos para intentar reducir las diferencias sociales, economicas, culturales.
Se cortan las plazas de los profesores de apoyo a los alumnos en situaciòn de handicap, se revisan los metodos activos de aprendizaje de la lectura, se suprimen instituciones universitarias para la formaciòn de los maestros, se reducen los horarios scolares, se aumentan las subvenciones paral las escuelas privadas mientras se cortan cada vez màs los recursos para la escuela publica.
Los ministros de la educaciòn, en Francia como en Italia, en Inglaterra como en Espana, intentan transformar el servicio publico en una impresa, asumiendo el espiritu y ( sus dirigentes) el papel del ‘management’.
El objectivo es la imitaciòn del modelo de relaciones sociales del sector privado , transofrmado cada instituciòn escolar en una estrucutura autonoma.
Se juntan escuelas bajo una unica direciòn, constituyendo institutos monstruos, mientras el UNESCO, desde hace màs de veinte anos, habia establecido que una escuela de caldiad es una escuele donde todos se conocen entre ellos.
Todos sabemos que, para luchar contra los fracasos escolares, hay que realizar, desde la escuela de la infanzia, acciones de estimulaciòn, de enriquecimiento, Son acciones intencionales que pueden producir efectos importantes para reducir las diferencias de los resultados y prevenir las inegualdades, evidentes particularmente en el aprendizaje de la lecto-escritura. La organizaciòn de las actividades y de los tiempos de la didactica son muy importantes para intentar borrar las diferencias de los destinos personales.
Para empeorar la situaciòn, todo parece contribuir para aumentar el desprecio y y la mala consideraciòn en laa cuales los profesores han sido sometidos delante la opiniòn publica.
Se acusa el profesorado de insuficiente rendimineto en el trabajo, contribuendo a los escasos resultados escolares de su alumnado. Demasiados profesores, bajo numero de alumnos en las clases, tiempos escolares demasiado largos, demasiados contenidos que pueden reducirse a aprender a leer, escribir, saber hacer las cuentas.
Es evidentemente absurdo evaluar los maestros con relacion a los resultados escolares de sus alumnos, porqué ests dependen no solo de lo que pasa en el aula, sino de factores exteriores cuales los recursos ( humanos y materiales), la motivaciòn de los ninos y la auto-atribuciòn de capacidades, el apoyo que puede aportar la famiglia. Sin embargo, los maestros parecen ser los unicos responsables.
En los Estados Unidos, en el 2001, para intentar solucionar una situaciòn de grande dificuldad, que amenaza gnerar generaciones de analfabetos, el Congreso ha votado la ley NCLB ( ‘ no child left behind’).En China, la palabra llave ha sido ‘ no uno de menos’.
De toda manera los medios de comunicaciòn, controlados para los grandes poderes financiarios ( el WTO, el Banco mundial,...) y para unos gobiernos que sostienen la ley de ‘selecciòn natural’, contribuyen a la difusiòn en la opiniòn publica de que la educaciòn est area de la famiglia, y que para impartir una instrucciòn basica no hacen falta ni recursos ni una organizaciòn escolar que prevea un tempo largo y relajado de aprendizaje.
Rientra el tempo no es una variable independiente: es el tempo del crecimiento, de la evoluciòn personal, del desarrollo cultural y de las posibilidades de futuro de la juventus.
El verdadero proyecto es la limitaciòn de los espacios de democrazia y de igualdad.
El tempo de la construcciòn del saber para vivir no se cumpra al mercato y no puede ser reducido o sustituido por otras formas de aprendizaje, porqué no se aprende nunca en soledad sino siempre en en el marco de grupos y en situaciones autenticas.
En contra, asistimos:
a tiempos escolares cada vez màs reducidos
al intento de alterar y subvertir las etaps de la vida y los ritmos de aprendizaje de los ninos y de las ninas, en menosprecio de un siglo de busquedas en la psicologia del desarrollo y de la pedagogia diferencial
al condicionamiento de los educadores hacia una didactica transmisiva y finalmente autoritaria, que no se haga cargo de los diferentes estilos de aprendizaje, de la estrategias de elaboraciòn, de la construcciòn de los conocimientos por los individuos, de una practica de la investigaciòn
a clases cada vez mas numerosas y entonces en contra de la individualizaciòn y de la personalizaciòn de la ensenanza
a profesores cada vez mas cansados, menos motivados y cargados de tareas burocraticas
al sometimiento de la didactica a los estandares internacionales (P.I.S.A., objectivos de Lisbona,...) que obligan a dedicar el tempo escolar sobretodo a preparar a contestar a los pruebas de manera mecanica
a la fragmentaciòn y a la sectorializaciòn de los aprendizajes que no permite la formaciòn de ‘cabezas bien hechas’ (E. Morin)
a la ausencia de presupuestos que permitan realizar unos proyectos significativos limitando la autonomia pedagogica de las instituciones escolares.
Hay que denunciar con fuerza esta situaciòn difundida a la vez en el norte ‘rico’ y en en el sur del mundo, porqué los modelos reganianos y thatcherianos existen en cualquier lugar: de hecho la funciòn de la ecducaciòn es comprometida en todo sitio.
Parece que la ‘utopia’ de la educaciòn en pro de la cual hemos tanto luchado y trabajado a lo largo de un siglo y medio se haya ido desapareciendo sustituida por modelos mecanicos y empresariales.
La F.I.M.E.M. està comprometida en la denuncia y en la defensa de los derechos fundamentales de la infanzia y de la adolecencia.

Giancarlo Cavinato
Movimento di cooperazione educativa (M.C.E.) Italia